BIENVENIDOS
   
  PEŅA CICLISTA YO CREO QUE...
  Freno
 

FRENOS V-BRAKE

Cuando, al accionar los frenos, se escucha un ruido agudo es porque las zapatas no asientan correctamente en la llanta. Ello puede ser debido a varios factores:

1.- Hemos instalado mal las zapatas. En la mayoría de los frenos la zapata tiene que tocar antes con su parte delantera para que, al ser ésta arrastrada por la llanta, apoye completamente en la pista de frenado.

2.- La zapata está cristalizada o tiene acumulada suciedad. Hay limar, la superficie de frenado hasta comprobar que el material es de un color homogéneo.

3.- La llanta tiene acumulado material de frenado (goma quemada, barrillo...). Hay que lavar escrupulosamente la llanta con un estropajo de aluminio.

4.- Los brazos de freno estan flojos y, al accionar el freno, vibran emitiendo el mismo sonido que si las zapatas estuvieran mal instaladas. Hay que comprobar periódicamente el ajuste de sus tornillos.

 

Si circulamos frecuentemente por zonas con barro podemos facilitar a las zapatas la eliminación del barro practicando unos canales longitudinales en la superficie de frenado. Esto se puede llevar a cabo con una hoja de sierra.

 

Después de haber ajustado varias veces unas zapatas, el vástago de aluminio queda marcado por el prisionero del brazo de freno y la zapata tiende a adoptar una posición errónea. Antes de intentar ajustarlas debemos limar los vástagos hasta hacer desaparecer cualquier tipo de marca.

 

Los cantilever que unen ambos brazos mediante un pequeño segmento de cable se pueden reequipar con un trozo de cable corriente, a condición de introducir y remachar (con un alicate) una cabecilla de radio que nos permita tirar del cable para desmontar el freno. También podemos fabricarnos este tirador con una clema de electricista.

 

Hay algunas llantas que disponen de una pista de frenado muy estrecha, por lo que resulta difícil instalar las zapatas. Si es este su problema, no lo dude: recorte la zapata con una cuchilla hasta conseguir la superficie de frenado deseada.

 

Una solución de emergencia para ajustar las zapatas, de manera que su parte delantera toque antes que la trasera, es rebajarlas en forma de cuña con una lima. De esta forma nos ahorramos desmontarlas.


 
  7747 visitantes (16009 clics a subpáginas) ¡Aqui en esta página!  
 
=> ¿Desea una página web gratis? Pues, haz clic aquí! <=
PRODUCCIONES MAXI S.A.L.